El día que comenzó el Siglo XXI (y la Masonería estaba allí)

En algunos ámbitos académicos suele decirse que el inicio de los siglos está marcado por acontecimientos que imponen una bisagra en la historia más que en una cuestión de almanaques.

Probablemente el Siglo XX, al que todos pertenecemos, tuvo un inicio con la Segunda Guerra Mundial, que impulsó el desarrollo tecnológico, redibujó el mapa del mundo, produjo el genocidio más grande registrado hasta ese momento y abrió las puertas para que la humanidad pueda pensar en conceptos como los Derechos Humanos. Sigue leyendo

Libertad, Igualdad, Fraternidad y el Credo de Fromm

“…Creo que el Amor es la llave principal para abrir las puertas al crecimiento del hombre. La experiencia del Amor; al igual que la razón, es el acto más humano y humanizador que le es dado gozar al hombre, y como ésta, carece de sentido si se entiende de manera parcial.

…Creo que Libertad es la capacidad de obedecer la voz de la razón y del conocimiento, en contra de las voces de las pasiones irracionales, emancipando al hombre para de emplear sus facultades racionales y comprender objetivamente el mundo y su rol en él. Sigue leyendo

Abdera, la de Demócrito

Buenos Aires, durante junio, cuando aún es otoño.

Estimado Demócrito:

Hoy Buenos Aires anochece fría y lejana. La luz de la calle amarilla ilumina los árboles en América del Sur. En la televisión, ganó Newells en un partido vibrante ante un rival inferior.

Siento que ante cada sentencia que pueda realizar en esta carta, dirigida a usted discípulo de Leucipo de Mileto, un pensamiento de lo que se denomina obra suya puede servir como epílogo. Su legado nos ha llegado a través de Diógenes Laercio, al parecer simpatizante suyo; por su parte, Heródoto ha escrito sobre usted. Se habla de viajes por Egipto. ¿Qué le ha llamado la atención? ¿Pudo ver los obeliscos? ¿Y el Nilo? Sigue leyendo

Ciencia, Justicia y Trabajo Moderno

“Nullius in verba” fue el lema elegido por la Real Sociedad de Londres para el Avance de la Ciencia Natural cuando fue fundada a mitad del siglo XVII, una frase que resume uno de los pilares fundamentales del método científico. El objetivo de esta sociedad era debatir lo que en su momento llamaron “Nueva Filosofía Experimental” que desafiaba los estándares de esa época cuando la legitimidad del conocimiento emanaba de alguna autoridad ya aceptada como Aristóteles. Ahora la legitimidad del conocimiento sería dada por la confirmación sistemática a través de experimentos reproducibles, independiente de quien sea la persona que lo realice. Nullius in verba significa en latín “En la palabra de nadie”. Sigue leyendo

De Escritores, Libros Y Ocasos

“Es curiosa la suerte del escritor. Al principio es barroco, vanidosamente barroco, y al cabo de los años puede lograr, si son favorables los astros, no la sencillez, que no es nada, sino la modesta y secreta complejidad” dice Borges. Ahora bien, no es menos curiosa esa suerte que el escritor mismo; aquél hombre que se dedica a la tarea de contar historias (sean reales o ficticias), para un fin que, no pocas veces, aparece incierto hasta para uno mismo. Sigue leyendo

Sacudón

En la última tenida presencial el Director de Nuestra Gazeta nos invitó –conminó– a que los integrantes de Mariano Moreno escribiéramos algo al cumplirse cinco años de su aparición. En lo personal debí vencer una modorra pandémica para garabatear algunos conceptos.

Bien sabemos que Nuestra Gazeta está motivada en La Gaceta de Buenos-aires y en Mariano Moreno, nombre de nuestra Logia, que como todas las que pertenecemos a la Gran Logia de Libres y Aceptados Masones de la Argentina, tenemos como lemas inspiradores y compromiso la Libertad, igualdad y fraternidad y como reafirmación CIENCIA, Justicia y Trabajo.

En abril se cumplieron 127 años de la aparición de LA VANGUARDIA, órgano del Partido Socialista Obrero Argentino –anterior a la constitución del propio Partido– y en ella figuran como lemas inspiradores y compromiso, Periódico Socialista CIENTIFICO y como reafirmación Defensor de la Clase Trabajadora.

No es casual entonces que CIENCIA, JUSTICIA, TRABAJO se enlacen con LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD. Sigue leyendo

El animal favorito del señor K

Cuando se le preguntó cuál era el animal que más le gustaba, el señor K. respondió que el elefante. Y dio las siguientes razones: el elefante reúne la astucia y la fuerza. La suya no es la penosa astucia que basta para eludir una buena persecución o para obtener comida, sino la astucia que dispone la fuerza para grandes empresas. Por donde pasa este animal queda una amplia huella. Además, tiene buen carácter, sabe entender una broma. Es un buen amigo, pero también es un buen enemigo. Es muy grande y muy pesado, sin embargo es muy rápido. Su trompa lleva a ese cuerpo enorme los alimentos más pequeños, hasta nueces. Sus orejas son adaptables: solo oye lo que quiere oír. Alcanza también una edad muy avanzada. Es sociable, y no solo con los elefantes. En todas partes se le ama y se le teme. Una cierta comicidad hace que hasta se le adore. Tiene una piel muy gruesa; contra ella se quiebra cualquier cuchillo, pero por naturaleza es tierno. Puede ponerse triste. Puede ponerse iracundo. Le gusta bailar. Muere en la espesura. Ama a los niños y a otros animalitos pequeños. Es gris y solo llama la atención por su masa. No es comestible. Es buen trabajador. Le gusta beber y se pone alegre. Hace algo por el arte: Proporciona el marfil.

Bertolt Brecht

El mundo

Un hombre del pueblo Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo. A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado desde arriba la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos. –El mundo es eso –reveló– un montón de gente, un mar de fueguitos. Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.

No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tanta pasión que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca se enciende.

Eduardo Galeano

Si hubiera tenido más tiempo, te habría escrito una carta más corta

Yo no sé quién me ha puesto en este mundo, ni qué es el mundo, ni qué soy yo; me encuentro en una terrible ignorancia de todas estas cosas; no sé lo que es mi cuerpo, ni mis sentidos, ni mi alma, ni siquiera esta parte de mi yo que piensa lo que digo, que reflexiona sobre todo y sobre sí misma y que no se conoce a sí misma mejor que el resto. Veo estos terribles espacios del universo que me envuelven, y me encuentro atado a un rincón de esta vasta extensión, sin que sepa por qué estoy situado en este lugar y no en otro, ni por qué este poco de tiempo que me ha sido concedido para vivir me ha sido asignado en este momento y no en otro de toda la eternidad que me ha precedido y de toda la que me sigue. No veo más que infinitudes por todas partes que me envuelven como a un átomo y como a una sombra que no dura más que un instante sin retorno. Todo lo que yo sé es que debo morir pronto; pero lo que más ignoro es, precisamente, esa muerte que no sabré evitar. Como no sé de dónde vengo, tampoco sé a dónde voy; y solo sé que al salir de este mundo caeré para siempre o en la nada, o en las manos de Dios irritado, sin saber a cuál de estas dos condiciones debo estar eternamente sujeto. He aquí mi estado, lleno de debilidad e incertidumbre

Blaise Pascal

Señora de nadie

“Si una mujer entra a la política, cambia la mujer, si muchas mujeres entran a la política, cambia la política”

Florentina Gómez Miranda

María Florentina Gómez Miranda nació en Olavarría el 14 de febrero de 1912, y falleció en Buenos Aires el 1 de agosto de 2011. Según sus propias palabras fue: “maestra por vocación, abogada por elección y política por pasión”. Se Recibió en la Universidad Nacional de La Plata en 1945 y al año siguiente se afilió a la UCR. En 1983 fue elegida diputada nacional y extendió su mandato hasta 1991.

El 23 de noviembre de 2010, el Presidente de la UNLP, el Dr. Fernando Alberto Tauber, le hizo entrega de la distinción de «Graduada Ilustre de la UNLP, por su ferviente defensa de los derechos de la mujer. A los noventa y ocho años, fue la primera egresada en recibir tal distinción desde su creación. Sigue leyendo