Codigo Moral Masonico

Ante la pregunta –siempre interesante de responder por cierto– acerca del propósito de la Masonería, siempre es oportuno recordar estas máximas.

Quiere a todos los hombres como si fueran tus propios hermanos.

No hagas mal para esperar bien.

Estima a los buenos, ama a los débiles, huye de los malos, pero no odies a nadie.

No adules a tu hermano porque es una traición; si tu hermano te adula teme que te corrompa.

Escucha siempre la voz de tu conciencia.

Sé el padre de los humildes, cada suspiro que tu dureza les arranque son otras tantas maldiciones que caerán sobre tu cabeza.

Evita las querellas, prevé los insultos, procura que la razón siempre esté de tu lado. Sigue leyendo

Oracion de Guerra

Oh Señor, nuestro Padre, nuestros jóvenes patriotas, ídolos de nuestros corazones, salen a batallar. ¡Mantente cerca de ellos! Con ellos partimos también nosotros -en espíritu- dejando atrás la dulce paz de nuestros hogares para aniquilar al enemigo. ¡Oh Señor nuestro Dios, ayúdanos a destrozar a sus soldados y convertirlos en despojos sangrientos con nuestros disparos; ayúdanos a cubrir sus campos resplandecientes con la palidez de sus patriotas muertos; ayúdanos a ahogar el trueno de sus cañones con los quejidos de sus heridos que se retuercen de dolor, ayúdanos a destruir sus humildes viviendas con un huracán de fuego; ayúdanos a acongojar los corazones de sus viudas inofensivas con aflicción inconsolable; ayúdanos a echarlas de sus casas con sus niñitos para que deambulen desvalidos por la devastación de su tierra desolada, vestidos con harapos, hambrientos y sedientos, a merced de las llamas del sol de verano y los vientos helados del invierno, quebrados en espíritu, agotados por las penurias, te imploramos que tengan por refugio la tumba que se les niega –por el bien de nosotros que te adoramos, Señor–, acaba con sus esperanzas, arruina sus vidas, prolonga su amargo peregrinaje, haz que su andar sea una carga, inunda su camino con sus lágrimas, tiñe la nieve blanca con la sangre de las heridas de sus pies! Se lo pedimos, animados por el amor, a Aquel quien es Fuente de Amor, sempiterno y seguro refugio y amigo de todos aquellos que padecen.

A Él, humildes y contritos, pedimos Su ayuda.

Amén.

Mark Twain

(Samuel Langhorne Clemens)

Estadounidense, 1835 – 1910.

El Jardin de las Delicias

(fragmento)

Estas historias, salvo las menos felices, no han sido imaginadas por mí. Yo sólo les he dado una vuelta de tuerca, les he añadido un estrambote irreverente, alguna salsa un poco picante.

Los autores que cito (con las excepciones de Homero y de Casanova)son apócrifos, no los textos en los que me inspiré, entre los cuales los más saqueados provienen de la edición francesa del Kamasutra anotada y comentada por Gilles Delfos.

Como Verdi su cuarteto, escribí estas paginitas para mi propia diversión. El editor cree que quizás otras personas los lean con moderada complacencia, pues Eros siempre difunde alegría en el melancólico mundo donde vivimos. Sigue leyendo

Preguntas de un obrero que lee

¿Quién construyó Tebas, la de las siete Puertas?

En los libros aparecen los nombres de los reyes.

¿Arrastraron los reyes los bloques de piedra?

Y Babilonia, destruida tantas veces, ¿quién la volvió siempre a construir?

¿En qué casas de la dorada Lima vivían los albañiles?

¿A dónde fueron sus constructores la noche que terminaron la Muralla China? Sigue leyendo

Los sentidos como traductor del mundo

¿Conocer o pensar?

Kant resalta en el Iluminismo por querer llevar la filosofía más compleja a los ciudadanos más simples en acciones que pueden entenderse como filosófico-político-morales, resulta revolucionario que en el siglo XVIII un filósofo escriba sobre la necesidad de abandonar las tres grandes tu- torías existentes y con mayor poder en ese entonces: el cura, el médico y el abogado.

El sapere aude de Kant no es sólo un atreverse a pensar, sino un atreverse a dejar de lado a aquellos que quieren pensar por nosotros; el sacerdote era quien cuidaba el alma, el médico quien se encargaba del cuerpo y el abogado del bolsillo. Sigue leyendo

Sobre los Puentes

Confieso que desde niño me atraía la construcción de puentes, y a eso de los 9 años, influenciado por el mandato familiar, pensaba en estudiar ingeniería civil para lograr hacer uno por mí mismo. Después conocí el álgebra y el análisis matemático, y mi idea se frustró.

Pero no se frustró mi admiración por los puentes. El de La Boca, el de Zarate brazo largo, el de la General Paz, y aquel que ví por televisión, uno hecho en Estados Unidos. El video era impresionante. Un puente sólido, de mil seiscientos metros de longitud, se balanceaba como una gelatina. Parece que la acción del viento, sumado a que el tipo de construcción en 1940 no facilitaba que éste pase por entre la estructura, aportaron a un desenlace fatal para el puente y para un perro, la única víctima viviente. Sigue leyendo

La fraternidad, la hermanita perdida de la tríada revolucionaria

Durante los días más fríos del invierno del 2002 visitó Buenos Aires el filósofo catalán Antoni Domènech, catedrático de la Universitat de Barcelona, especialista en temas de Ética y Filosofía política.

Domènech mantiene fuertes lazos de amistad y de colaboración filosófica en Argentina donde su libro De la ética a la política, Barcelona, Crítica, 1989, es material permanente de consulta para aquellos interesados en recorrer la evolución del pensamiento político desde Aristóteles hasta los dos representantes del liberalismo contemporáneo Rawls y Habermas. Sigue leyendo

Algunas precisiones sobre laicismo

Según la definición de los interesados adversarios del laicismo, éste sería el nombre genérico a toda actitud de indiferencia oficial ante lo religioso. Más específicamente, la cuestión parecería quedar reducida al campo educativo, donde el laicismo sería una postura de estricto neutralismo frente a las religiones positivas.

Esta concepción del tema es la que está difundida a nivel popular y de ella participan personas que creen estar enroladas en cualquiera de ambos bandos. Pero es una caricatura y, como tal, posee rasgos ciertos pero exagerados y distorsionantes de la realidad. Sigue leyendo

Unberwusst

Sobre los árboles caía el Sol rojizo del atardecer. Era fines de Marzo. El mismo era suave y el aire fresco. Soplaba el viento de un lado a otro revoloteando la flora a su paso. Algunas flores se quebraban, otras bailaban y las más firmes quedaban sujetas a la tierra. Se escuchaban ruidos de animales, y particularmente el de unas aves que se movían por el cielo a gran altura. Sigue leyendo

Alfredo Bravo

El 11 de setiembre es una fecha en la que sucedieron distintos acontecimientos que han dejado huellas en la historia. Por ejemplo, en 1888 moría en Asunción del Paraguay Domingo Faustino Sarmiento. En su honor se ha instituido al día 11 de setiembre como DÍA DEL MAESTRO. En esta oportunidad queremos celebrar ese día, ratificando nuestro respeto por Don Domingo, recordando a otro gran maestro: Don Alfredo Bravo. Sigue leyendo