Elogio a la Amistad

Cuenta la historia que en Noviembre de 1823, un joven estudiante de Teología de la Escuela Pública de la Ciudad de Rugby llamado William Webb Ellis, durante un partido de fútbol tomó la pelota entre sus brazos y corrió con ella hasta detrás de la línea de meta. Ese fue el puntapié inicial que dio nacimiento al nuevo deporte. Hoy a casi 200 años de ese hecho pretendemos destacar que una de las principales características de este juego, es que todos los que de alguna manera participan en él, asumen el compromiso de mostrar sus valores y virtudes a través del ejemplo dentro y fuera de la cancha. El rugby, al igual que la masonería no puede tolerar un “divorcio” entre la conducta que llevan adelante sus integrantes dentro una cancha o del club, con la que desarrollan fuera de esos ámbitos.

Sigue leyendo

Antonio Machado Ruiz

Sevilla, España, 26 de julio de 1875

Colliure, Francia, 22 de febrero de 1939

Toda vez que se encara una biografía de quien fuera tal vez el máximo poeta andaluz aparece el debate sobre su pertenencia o no a la masonería. Célebres investigadores hay que sostienen que sí pertenecía a la masonería, y otros, tan prestigiosos como los primeros, lo niegan. Un dato cierto es que Machado fue hijo y nieto de conspicuos masones. Otro que su madre, Ana Ruiz, lo parió en una vivienda de alquiler del palacio las Dueñas. Su padre Antonio Machado Álvarez, masón, abogado y periodista, también fue un prestigioso investigador del folklore español. Sus trabajos, firmados con el seudónimo “Demófilo”, fueron reconocidos internacionalmente. Sigue leyendo

1810 – 25 de mayo – 2020

Con las más repetidas instancias, solicité al tiempo del recibimiento se me excuse de aquel nuevo empleo, no sólo por falta de experiencia y de luces para desempeñarlo, sino también porque habiendo dado tan públicamente la cara en la revolución de aquellos días no quería se creyese había tenido particular interés en adquirir empleos y honores por aquel medio.
A pesar de mis reclamos
no se hizo lugar a mi separación. El mismo Cisneros fue uno de los que me persuadieron aceptase el nombramiento por dar gusto al pueblo. Tuve al fin que rendir mi obediencia y fui recibido de presidente y vocal de la excelentísima Junta (…) Por política fue preciso cubrir a la junta con el manto del señor Fernando VII a cuyo nombre se estableció y bajo de él expedía sus providencias y mandatos”.

Cornelio Saavedra
Fuente: Cornelio Saavedra, Memoria Autógrafa, en
Biblioteca de Mayo, Tomo II, págs. 1050-1051

Sigue leyendo

Los Misterios de Eleusis

¡Bienaventurados los que entre los hombres de la tierra han tenido plenamente la visión de estos ritos!

Encontramos en Eleusis de Ática, misterios tradicionalmente consagrados a las divinidades de la tierra y de los muertos. La antigüedad de las fiestas puede remontarse a los mitos y ritos agrarios (siglo XI a.C.); para muchos, fueron fundados por Triptolomeo, en la antigua ciudad de Ática, luego de su iniciación en Egipto. Estos cultos griegos eran sólo accesibles a través de ritos iniciáticos de naturaleza agrícola los cuales adquirían significado soteriológico, la llamada ́Mysteria’ de profundas connotaciones espirituales. Los misterios de Eleusis se rodearon de una pompa y suntuosidad exuberante. Su ceremonial ritual externo era extremadamente llamativo. Representaba externamente el drama astronómico y agrícola de Démeter y Proserpina o Koré. Se dividía en misterios pequeños y menores y grandes o mayores. Los menores comenzaban en febrero y los mayores el 13 de boedromion o septiembre. Sigue leyendo

Las Puertas

Un hombre nació en una habitación oscura, sin ningún ser alrededor y supuestamente vacía. Este hombre fue creciendo y encontró un portal. La atravesó y se encontró en una habitación decorada con muebles, dónde la luz tenue que entraba por la ventana, molestaban sus ojos. Luego de un tiempo, se acostumbró a la luz, recorriendo la habitación y reconociendo los muebles que habían en ella. Descubrió que sobre un escritorio viejo se encontraba una fotografía cubierta en polvo. La foto era una imagen de aquella habitación. Así pudo ver una puerta de madera que atravesaba a otra habitación contigua. La misma se encontraba entornada, e ingresó a la próxima habitación. Ya con luz clara, notó que era muy parecida a la anterior. Fue en busca del escritorio para ver si encontraba alguna fotografía. Sólo se encontró con un libro. En él había sólo cuatro hojas, y en cada una poseía un símbolo. Y cuando aprendió, encontró la puerta siguiente. La misma era de metal, por lo tanto más pesada y se encontraba cerrada. La cual abrió empujándola. Ingresó a la habitación que era mucho más cálida y hermosa. Una habitación sencilla, pero bien decorada. Tanto que el hombre se encontraba muy cómodo dentro de ella. Pasó allí, gran parte de su vida. Pero se dio cuenta que podía ver más y así descubrió otra puerta.

Sigue leyendo

Creación de la GAZETA DE BUENOS-AYRES

Rara temporum felicitate, ubi sentire quae velis, et que sentias, dicere licet. Tácito, lib1 – hist. (Rara la felicidad de los tiempos en los que pensar lo que quieras y decir lo que piensas está permitido, Tácito, libro primero de Los Anales, N del E.)

ORDEN DE LA JUNTA

Desde el momento en que un juramento solemne hizo responsable a esta Junta del delicado cargo que el pueblo se ha dignado confiarle, ha sido incesante el desvelo de los individuos que la forman, para llenar las esperanzas de sus conciudadanos. Abandonados casi enteramente aquellos negocios a que tenían vinculada su subsistencia, contraídos al servicio del público, con una asiduidad de que se han visto aquí pocos ejemplos, diligentes en proporcionarse todos los medios que puedan asegurarles el acierto; ve la Junta con satisfacción, que la tranquilidad de todos los habitantes, acredita la confianza, con que reposan en el celo y vigilancia del nuevo gobierno. Sigue leyendo

Nota de María Guadalupe Cuenca Moreno

Viuda de Mariano Moreno, y decreto del Primer Triunvirato, de 10 de febrero de 1812, acordándole una pensión de 30 pesos

Excelentísimo Señor:

Doña María Guadalupe Cuenca Moreno, vecina de esta ciudad parezco ante V.E. con el más debido respeto, y digo: que si mi triste situación fuera capaz de proporcionarme una decente subsistencia, y a mi infeliz hijo los medios de su buena educación, no recordara a V.E. un desgraciado acontecimiento, cuya fresca, y profunda herida será eterna en mi corazón. Sigue leyendo

Prólogo a la traducción de El contrato social

La gloriosa instalación del gobierno provisorio de Buenos Aires ha producido tan feliz revolución en las ideas, que agitados los ánimos de un entusiasmo capaz de las mayores empresas, aspiran a una constitución juiciosa y duradera que restituya al pueblo sus derechos, poniéndolos al abrigo de nuevas usurpaciones. Los efectos de esta favorable disposición serían muy pasajeros, si los sublimes principios del derecho público continuasen misteriosamente reservados a diez o doce literatos, que sin riesgo de su vida no han podido hacerlos salir de sus estudios privados. Los deseos más fervorosos se desvanecen, si una mano maestra no va progresivamente encadenando los sucesos, y preparando, por la particular reforma de cada ramo, la consolidación de un bien general, que haga palpables a cada ciudadano las ventajas de la constitución y lo interese en su defensa como en la de un bien propio y personal. Esta obra es absolutamente imposible en pueblos que han nacido en la esclavitud, mientras no se les saque de la ignorancia de sus propios derechos que han vivido. El peso de las cadenas extinguía hasta el deseo de sacudirlas; y el término de las revoluciones entre hombres sin ilustración suele ser que, cansados de desgracias, horrores y desórdenes, se acomodan por fin a un estado tan malo o peor que el primero a cambio de que los dejen tranquilos y sosegados. Sigue leyendo

Representación de los hacendados

1809

Representación que el apoderado de los hacendados de las campañas del Río de la Plata dirigió al Excelentísimo Señor Virrey Don Baltasar Hidalgo de Cisneros, en el expediente promovido sobre proporcionar ingresos al erario por medio de un franco comercio con la nación inglesa.

Excmo. Señor:

El apoderado de los labradores y hacendados de estas campañas de la banda oriental y occidental del Río de la Plata, evacuando la vista que se ha servido V. E. conferirle del expediente obrado sobre el arbitrio de otorgar la introducción de mercaderías inglesas, para que con los derechos de su importación y exportaciones respectivas se adquieran fondos que sufraguen a las gravísimas urgencias del erario, dice: Que, aunque la materia se presenta bajo el aspecto de un punto de puro gobierno, en que no toca a los particulares otra intervención que la de ejecutar puntualmente las resoluciones adoptadas por la superioridad, el inmediato interés que tienen mis instituyentes en que no se frustre la realización de un plan capaz de sacarlos de la antigua miseria a que viven reducidos, les confiere representación legítima para instruir a V. E. sobre los medios de conciliar la prosperidad del país con la del erario, removiendo los obstáculos que pudieran maliciosamente oponerse a las benéficas ideas con que el gobierno de V. E. ha empezado a distinguirse. Sigue leyendo

Numero Uno

Para redactar este artículo no puedo evitar pensar en la polisemia del concepto “número uno”. Éste es –y eso es cierto– el número uno de NUESTRA GAZETA, órgano impreso de la Respetable Logia Mariano Moreno, 201, de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones; y claro está que también se usa llamar: “número uno” al tenista más ganador del año en el ranking de la A.T.P., a los pilotos que alcanzan la “Pole position” en las clasificaciones de las carreras de automóviles y –en los tiempos que corren– se califica así a los comentarios más replicados en algunas redes sociales o a los shows televisivos más vistos; en estos casos para satisfacción de sus autores o productores, y sin detenerse –por parte de los replicantes– en la calidad de sus contenidos. También se lo usa para elogiar de manera superlativa, a un artista exquisito, a un deportista formidable, o –ya desde el demérito– al máximo enemigo de una sociedad; como pasó con el tristemente célebre John Dillinger. Sigue leyendo